La historia de Las Terrenas según Susan M. Grady

La vida en 1978

Susan M. Grady es una americana quien nos escribió unas semanas atrás para contarnos la historia del nacimiento de Las Terrenas. Su esposo, el Dr. Dane Bowen, quien falleció en el 2011 a la edad de 84 años, era un diplomático americano, consultor en economía y basado en Santo Domingo entre 1974 y 1977.

Ambos descubrieron Las Terrenas durante estos años. Susan era la tercera mujer extranjera en vivir en el pueblo y construyeron su casa detrás de Casa Nina en el 1977.

Los recuerdos volvieron a ella, y ella quiso compartirlos con nosotros.

Además de la casa de mi esposo, Dr. Adelphia Dane Bowen, Jr., existían en el 1978 y existen todavía:

El restaurante Paco Cabana, en la playa, justo a la izquierda del cementerio.

El destacamento policial – Frente a la playa, un poco más adelante que el Restauranre Paco Cabana.

Hotel Diny – Al lado del destacamento policial, donde el Sr. Girillo Espinal tenía su pequeño colmado, en 1978. No había restaurante ni hotel en este entonces.

Hotel Tropic Banana – El local principal donde se encuentra el bar y el restaurante estaban presentes en el 1978.

¿Es posible vivir sin electricidad ?

La electricidad no llegó al Pueblo de Las Terrenas sino en el 1994. Este es un resumen de cómo el Dr. Dane Bowen y la Sra. Susan M. Grady vivían en su casa en la playa antes de que llegue la electricidad.

El alumbrado

Las lámparas de keroseno – muy olorosas.

Linterna de gas propano Coleman – Es una lámpara de metal y de vidrio colocada en un tanque de gas propano – caliente y sibilante.

Alumbrado con energía solar, al igual que los abanicos de techo. El Sr. Robert D. Green de Somers Point, New Jersey, un ingeniero, y el hermano más joven de Susan Grady nos ayudaron a obtener paneles solares. Habíamos traído nuestras propias lámparas portátiles y baterías, que no se encontraban en Las Terrenas.

Estufa y refrigerador

Refrigerador – Una gran nevera estándar que tenía un congelador, que funcionaba con gas.

Estufa – Estufa Coleman con 3 hornillas.

Un gran tanque de gas propano alimentaba el refrigerador y la estufa durante un mes. Siempre teníamos a mano un tanque de gas extra porqué teníamos que llenarlos en nagua, a varias decenas de kilómetros.

Horno – Compramos un horno Coleman que habíamos colocado en dos hornillas de la estufa. Era bastante grande para cocinar un pollo de tamaño mediano.

Las Terrenas Live, el 14.01.12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

four × 2 =